EPOC

EPOC

Resumen

Intro:

La EPOC se caracteriza por síntomas respiratorios y limitaciones del flujo de aire causados generalmente por una exposición importante al tabaco. El 80-90% de los individuos que han fumado padecen EPOC. Hasta la fecha, existen varios inhaladores de dosis única fija triple aprobados por la FDA. Este ensayo comparará un inhalador de dosis triple con un inhalador de dosis doble para reducir el número de exacerbaciones de la EPOC.

Paciente participante:

40 años o más, tabaquismo actual o previo, diagnóstico de EPOC durante al menos 12 meses antes del cribado.

Procedimientos clave:

TAC de tórax. Extracción de sangre.

Todos los detalles:

Si desea más información sobre este estudio, póngase en contacto con nosotros en el (786) 432-3200. 

EPOC

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es un trastorno pulmonar progresivo caracterizado por una limitación persistente del flujo aéreo que dificulta la respiración. Es un término colectivo para un grupo de afecciones pulmonares que incluye la bronquitis crónica y el enfisema. La principal característica de la EPOC es la reducción del flujo de aire que entra y sale de los pulmones, lo que dificulta una exhalación eficaz.

Descripción:

La EPOC es una enfermedad pulmonar frecuente y grave que afecta principalmente a personas con antecedentes de tabaquismo o exposición prolongada a agentes irritantes pulmonares, como el polvo industrial, la contaminación o los vapores químicos. En algunos casos, también pueden influir factores genéticos. La enfermedad suele desarrollarse lentamente a lo largo de muchos años y empeora con el tiempo.

Bronquitis crónica:

Este aspecto de la EPOC implica la inflamación y el estrechamiento de las vías respiratorias, lo que conduce a una mayor producción de mucosidad. El exceso de mucosidad puede obstruir las vías respiratorias y provocar tos, sibilancias y dificultad para respirar.

Enfisema:

El enfisema afecta a los alvéolos pulmonares. Las paredes de los alvéolos pierden elasticidad, lo que reduce la superficie disponible para el intercambio de oxígeno. El resultado es la falta de aire y la reducción del suministro de oxígeno a los tejidos corporales.

Síntomas comunes de la EPOC:

  • Tos persistente, a menudo con producción de mucosidad (característica de la bronquitis crónica).
  • Falta de aliento, especialmente durante la actividad física
  • Sibilancias o respiración ruidosa
  • Opresión en el pecho
  • Infecciones respiratorias frecuentes
  • Fatiga
  • Pérdida de peso involuntaria

La EPOC es una enfermedad progresiva, lo que significa que empeora con el tiempo y no puede revertirse por completo. Sin embargo, diversos tratamientos y cambios en el estilo de vida pueden ayudar a controlar los síntomas y ralentizar la progresión de la enfermedad:

Tratamiento y gestión:

  • Cambios en el estilo de vida: Dejar de fumar es el paso más importante para ralentizar la progresión de la EPOC. También es crucial evitar la exposición a irritantes pulmonares.
  • Medicamentos: Pueden recetarse broncodilatadores (medicamentos inhalados que ayudan a abrir las vías respiratorias) y corticosteroides inhalados para aliviar los síntomas.
  • Rehabilitación pulmonar: Este programa estructurado incluye ejercicio, educación y apoyo para mejorar la función pulmonar y la calidad de vida en general.
  • Oxigenoterapia: En casos de EPOC grave, puede ser necesario administrar oxígeno suplementario para mejorar los niveles de oxígeno en la sangre.
  • Cirugía: En casos avanzados, pueden considerarse opciones quirúrgicas como la cirugía de reducción del volumen pulmonar o el trasplante de pulmón.
Imagen

El diagnóstico precoz y el tratamiento proactivo son esenciales para minimizar el impacto de la EPOC en la vida de una persona. Si sospecha que usted o alguien que conoce puede padecer EPOC, es importante que solicite una evaluación médica y la orientación de un profesional sanitario.